Close

11 febrero, 2022

Se necesitan 23 mil millones de dólares para poner fin a la pandemia como emergencia global en 2022: OMS

  • Los líderes mundiales lanzan una campaña para cubrir el déficit de financiación de ACT-Accelerator de 16 mil millones de dólares y los costos de entrega en el país de 6 mil 800 millones de dólares para tomar medidas vitales para poner fin a la pandemia como una emergencia mundial en 2022.
  • Las agencias de ACT-Accelerator necesitan urgentemente nuevos fondos para ampliar su trabajo para desarrollar y entregar las medidas contra la COVID-19 esenciales para abordar la amenaza de Omicron y evitar que surjan variantes aún más peligrosas.

Los líderes mundiales lanzaron hoy un llamado para poner fin a la pandemia como una emergencia global en 2022 financiando el Acelerador de Acceso a Herramientas COVID-19 (ACT), una asociación de agencias líderes que está proporcionando a los países de bajos y medianos ingresos pruebas, tratamientos, vacunas y equipo de protección personal.

Dado que una proporción significativa de la población mundial aún no puede vacunarse, someterse a pruebas o recibir tratamiento, se requieren urgentemente  16 mil millones de dólares en subvenciones de los gobiernos para financiar el trabajo de las agencias ACT-Accelerator. Esta inversión les permitirá adquirir herramientas esenciales para luchar contra el COVID-19 y proporcionarlas a países de ingresos bajos y medios.

ACT-Accelerator está pidiendo el apoyo de los países de mayores ingresos, en un momento en que persisten grandes disparidades globales en el acceso a las herramientas COVID-19. Se han administrado más de 4 mil 700 millones de pruebas de COVID-19 en todo el mundo desde el comienzo de la pandemia. Sin embargo, solo se han administrado alrededor de 22 millones de pruebas en países de bajos ingresos, lo que representa solo el 0,4% del total mundial. Solo el 10% de las personas en países de bajos ingresos han recibido al menos una dosis de vacuna. Esta inequidad masiva no solo cuesta vidas, sino que también daña las economías y corre el riesgo de que surjan variantes nuevas y más peligrosas que podrían despojar a las herramientas actuales de su eficacia y hacer retroceder incluso a las poblaciones altamente vacunadas durante muchos meses.

El Grupo de Trabajo de Financiamiento y Movilización de Recursos del Consejo de Facilitación del Acelerador de ACT, compuesto por países de todos los grupos de ingresos y presidido por Noruega, acordó un nuevo marco de financiamiento para ayudar a superar esta inequidad. El marco establece una guía sobre la «parte justa» de la financiación que los países más ricos deben contribuir a la respuesta global de ACT-Accelerator. Las «participaciones justas» se calculan en función del tamaño de su economía nacional y de lo que ganarían con una recuperación más rápida de la economía y el comercio mundiales.

Apoyar la implementación de herramientas para combatir el COVID-19 a nivel mundial ayudará a frenar la transmisión del virus, romper el ciclo de variantes, aliviar a los trabajadores y sistemas de salud sobrecargados y salvar vidas. Con cada mes de retraso, la economía global puede perder casi cuatro veces la inversión que necesita ACT-Accelerator.

Cerrar la brecha de 16 mil millones de dólares que enfrenta ACT-Accelerator permitirá a la asociación:

  • Implementaciones en los países para llevar las vacunas a las personas, crear un fondo común de vacunas contra la pandemia de 600 millones de dosis, apoyar la participación de la comunidad y cubrir los costos auxiliares de las donaciones, lo que contribuye a los objetivos nacionales de vacunación de los países hacia el objetivo global de cobertura del 70 % en todos los países a mediados -2022.
  • Comprar 700 millones de pruebas, del total de 988 millones previstas en el presupuesto general de ACT-Accelerator, y ampliar la capacidad de secuenciación, lo que permitirá a los países dirigir las medidas de salud pública, ofrecer estrategias de «prueba y tratamiento» más eficaces y realizar un seguimiento de la evolución del virus.
  • Procurar tratamientos para 120 millones de pacientes, así como 433 millones de metros cúbicos de oxígeno, incluido el 100 % de las necesidades de oxígeno de los países de bajos ingresos.
  • Proteger a 1,7 millones de trabajadores de la salud con PPE, del total de 2,7 millones previstos en el presupuesto general de ACT-Accelerator, así como presupueste y supervise las necesidades en curso en tiempo real para ayudar a identificar y abordar los cuellos de botella que enfrentan los lanzamientos de productos.
  • Apoyar los ensayos clínicos de tratamientos y vacunas para ayudar a abordar las variantes preocupantes e iniciar el desarrollo de vacunas contra el coronavirus que ofrezcan una amplia protección.

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud, dijo: “La rápida propagación de Omicron hace que sea aún más urgente garantizar que las pruebas, los tratamientos y las vacunas se distribuyan equitativamente en todo el mundo. Si los países de ingresos más altos pagan su parte justa de los costos de ACT-Accelerator, la asociación puede ayudar a los países de ingresos bajos y medianos a superar los bajos niveles de vacunación contra el COVID-19, las pruebas débiles y la escasez de medicamentos. La ciencia nos dio las herramientas para luchar contra el COVID-19; si se comparten a nivel mundial en solidaridad, podemos terminar con el virus como una emergencia de salud global este año”.

ACT-Accelerator está pidiendo a los países donantes que contribuyan con 16  mil 800 millones  de dólares del presupuesto total de  23 mil 400 millones de dólares en financiamiento de subvenciones inmediatas para octubre de 2021 a septiembre de 2022, con todas las cifras de financiamiento redondeadas al decimal más cercano. Con 814 millones de de dólares ya comprometidos, ahora se necesitan 16 mil millones  de dólares para cerrar la brecha financiera inmediata.

Cerrar esta brecha financiera inmediata cubriría el trabajo más urgente de las agencias integrantes de ACT-Accelerator, como se establece en el Plan Estratégico y Presupuesto de la iniciativa, publicado en octubre de 2021. Cubriría adquisiciones, investigación y desarrollo, evaluación de productos y el despliegue de vacunas, pruebas y tratamientos, satisfaciendo las necesidades de los países de ingresos bajos y los países de ingresos medios-bajos más vulnerables.

El objetivo es que los 6 mil 500 millones de dólares restantes del presupuesto de 23 mil 400 millones  de dólares sean autofinanciados por países de medianos ingresos, utilizando recursos internos para cubrir ciertas necesidades de adquisiciones, con el apoyo de bancos multilaterales de desarrollo.

Aparte del presupuesto de ACT-Accelerator de US$ 23 mil 400 millones, se necesitan US$ 6 mil 800 millones para las necesidades de entrega de vacunas y diagnósticos en el país, a partir de una combinación de recursos nacionales, apoyo de bancos multilaterales de desarrollo y más apoyo financiero de subvenciones internacionales.

Los logros clave de ACT-Accelerator hasta la fecha incluyen:

  • Financiamiento de investigación vital y desarrollo de nuevas terapias, vacunas y diagnósticos.
  • Apoyar la entrada en el mercado de pruebas rápidas nuevas y asequibles.
  • Entregar más de mil millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 a través de su pilar de vacunas, COVAX, con un gran aumento en los envíos al cierre de 2021, a través del cual se enviaron más vacunas en el último trimestre de 2021 que en los primeros 9 meses del año combinados. .
  • Adquisición de más de 200 millones de pruebas (al 10 de enero), suministros de oxígeno médico por valor de 519 millones de USD (al 31 de enero de 2021) y equipo de protección personal por valor de 764 millones de USD.
  • Creación de capacidad para expandir el uso de la secuenciación de próxima generación para la vigilancia genómica en el sur de África que permitió la detección temprana de la variante Omicron.

El Consejo de facilitación de ACT-Accelerator brinda liderazgo político de alto nivel, defensa global y asistencia con la movilización de recursos para la iniciativa y está codirigido por Noruega y Sudáfrica. Los copresidentes escribieron recientemente a todos los países de ingresos altos, los países de ingresos medios altos del G20 y dos países de ingresos medios adicionales que contribuyen al Acelerador ACT, alentando las contribuciones de «participación justa».

Las contribuciones de «participación justa» se calcularon para cada uno de estos países y, en conjunto, cubren la necesidad total inmediata de financiamiento mediante subvenciones de US$ 16 mil 800 millones, suponiendo que el sector privado y las instituciones filantrópicas puedan cubrir US$ 500 millones. Para el presupuesto de ACT-Accelerator 2020-21, seis países (Canadá, Alemania, Kuwait, Noruega, Arabia Saudita y Suecia) cumplieron o excedieron sus compromisos de participación justa.

El presidente Cyril Ramaphosa de Sudáfrica dijo: “Sudáfrica ha copresidido con orgullo el Consejo de facilitación de ACT-Accelerator desde el principio, y continuaremos defendiendo esta iniciativa, como la mejor solución a las desigualdades del mundo, y de África en particular. Como copresidentes, Sudáfrica y Noruega han escrito a más de 50 jefes de estado y de gobierno, pidiéndoles que contribuyan con su parte justa de financiamiento a las agencias ACT-Accelerator. Cuanto más tiempo persista el acceso desigual a las vacunas, las pruebas y los tratamientos contra la COVID-19, más persistirá la pandemia. Insto a mis compañeros líderes a que se solidaricen, cumplan con su parte justa y ayuden a recuperar nuestras vidas de este virus”.

El primer ministro Jonas Gahr Støre de Noruega dijo: “Lo que hemos aprendido de esta pandemia es que los países no pueden combatirla trabajando solos. Se requiere un amplio esfuerzo colectivo. Un ACT- Accelerator,  totalmente financiado es de interés mutuo para todos los países. Como copresidente de ACT-Accelerator, hacemos un llamado a los líderes mundiales para que se unan a nosotros para actuar con urgencia porque, como hemos visto una y otra vez durante esta pandemia, nadie está a salvo hasta que todos lo estén”.

El presidente Joko Widodo de Indonesia dijo: «Invito a los países y donantes a aprovechar esta oportunidad para fortalecer su apoyo a ACT-A. Como actual presidente del G20, Indonesia ha hecho del fortalecimiento de la arquitectura mundial de la salud una de las prioridades de la agenda. Cada país debe tienen la misma oportunidad de prepararse para la amenaza de futuras pandemias. El fortalecimiento de la capacidad de los países en desarrollo debe recibir atención especial. Al mismo tiempo, los países en desarrollo también deben ser empoderados. Los países en desarrollo deben ser parte de la cadena de suministro de medicamentos, vacunas , y equipos médicos. Para ello, la cooperación en investigación, inversión y transferencia de tecnología es vital. Recuperarnos Juntos, Recuperarnos Más Fuerte”.

https://coronavirus.onu.org.mx/act-accelerator-pide-financiamiento-basado-en-acciones-justas-de-23-mil-millones-de-dolares-para-poner-fin-a-la-pandemia-como-emergencia-global-en-2022?fbclid=IwAR00jjue5FhmoKzpf3e_XS_XCjKUPkO32d30Y94VTCRm03YPDzHX19OAY_g


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »