Close

28 enero, 2022

La infección natural y la vacunación generan una respuesta inmune muy robusta, la ‘superinmunidad’

Un estudio de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón revela que existe más de un “camino” para obtener una fuerte respuesta inmune contra la Covid-19. Así, esta investigación revela que tanto la infección natural previa a la vacunación, como la posterior a la pauta completa, proporcionan prácticamente la misma protección.

En palabras de Frikadu Tafesse, coautor principal de este estudio publicado en la revista Science Immunology, “no importa si te infectas y luego te vacunas, o si te vacunas y luego te infectas. En ambos casos, se obtiene una respuesta inmunológica muy, muy robusta, increíblemente alta”.

En estos dos escenarios, las pruebas serológicas estudiadas muestran niveles de anticuerpos hasta diez veces más abundantes y potentes que la inmunidad generada solo por la vacunación. Es decir, la vacuna más la infección natural, generan una protección muy elevada, un fenómeno que los autores denominan “superinmunidad”. Aunque la investigación se llevó a cabo antes de que surgiera la variante Ómicron, los científicos esperan que la respuesta inmune sea igual frente a esta y otras variantes del virus.

Las pruebas serológicas observaron que los grupos con “inmunidad híbrida” tenían niveles de inmunidad más elevados que los que no se habían infectado

En definitiva, el estudio muestra la eficacia y necesidad de vacunarse contra la Covid-19. Y es que Tafesse recuerda que aunque la probabilidad de contagiarse es elevada debido a la transmisión masiva que vivimos actualmente, las vacunas nos dejan en muy buen lugar para enfrentarnos la virus, de manera que si nos infectamos, pasaremos la enfermedad de forma más leve y acabaremos obteniendo esta “superinmunidad”.

En total, el análisis estudio a 104 empleados de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón vacunados con Pfizer y los dividió en tres grupos. Por un lado, las personas vacunadas que no habían contraído el virus (42 en total); por otro, los vacunados después de infectarse (31) y por último, los vacunados antes de la infección (31). Las pruebas serológicas observaron que los grupos con “inmunidad híbrida” (otorgada por la vacunación y la infección natural) tenían niveles de inmunidad más elevados que los que no se habían infectado.

Se trata de datos esperanzadores, pues teniendo en cuenta que la variante Ómicron no hace más que expandirse, estas infecciones supondrían un paso más para proteger a los vacunados y nos acercarían un poco más al final de la pandemia. “Estos resultados muestran que el SARS-CoV-2 puede convertirse en una enfermedad endémica leve en su mayoría, como una infección estacional respiratoria, en lugar de ser una pandemia mundial como ahora”.

https://www.consalud.es/pacientes/especial-coronavirus/infeccion-natural-vacunacion-respuesta-inmune-robusta_108988_102.html?utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR0Qml8bJ7w1NE3p2AeUHDT6LN70XN34E7lpfQE1lSyeiSpzyDGb1S6VVsU#Echobox=1643276425


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »