Close

7 septiembre, 2022

Panorama de los consultorios de farmacia en México

Una fila de diez personas espera a la Dra. Carolina “N”. Desde antes de que comience su turno la gente llega al consultorio de una popular cadena de farmacias.

La doctora, que prefiere mantenerse en el anonimato, trabaja desde hace 22 años en consultorios adyacentes de farmacia; actualmente su horario va desde las 10:00 a. m. hasta las 3:00 p. m., tiempo en el que atiende a un promedio de 25 personas diariamente, a veces menos, pero en ocasiones ha llegado a atender hasta 40 pacientes en su consultorio que se encuentra a 200 metros de una Unidad de Medicina Familiar (UMF) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Toma de glucosa, medición de presión arterial, seguimiento de embarazo y control del niño sano, son algunos servicios que se ofertan en el consultorio en el que trabaja la Dra. Carolina “N”, donde también funge como sanitaria responsable ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Es médica cirujana por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y su ingreso se conforma con los pagos por las consultas o servicios que se ofertan, cuyos precios oscilan entre los 50 y los 100 pesos; lo más costoso es la prueba de antígenos de SARS-CoV-2, por la que se pagan alrededor de 200 pesos.

Dr. López-Gatell Ramírez: “Un engaño” los consultorios de farmacia

El 16 de agosto el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, alertó que los consultorios de farmacias representan un riesgo para la salud y la vida porque no tienen la capacidad de atender enfermedades crónicas. El funcionario destacó que estas unidades médicas pertenecen a empresas lucrativas, cuyo principal objetivo es la venta masiva de fármacos y no la salud de los mexicanos; indicó que durante la pandemia de COVID-19 hubo un “abuso” de recetas de antibióticos en estos consultorios.

El Dr. López-Gatell Ramírez criticó las condiciones laborales de los médicos que trabajan en estos consultorios, asegurando que no cuentan con prestaciones, son obligados a firmar contratos eventuales que no generan antigüedad y tienen una presión por fungir como agentes de venta. Pese a los riesgos que el subsecretario encuentra en los consultorios de farmacia, reconoció que “no se puede prescindir de ellos, ya que no hay una oferta suficiente de médicos e instalaciones de salud públicas”.

Médicos de farmacia “devaluados”

Las condiciones laborales de los consultorios adyacentes a farmacia varían de acuerdo a la cadena, mientras que en algunas las ganancias de los médicos son el cobro por los procedimientos que ofrecen; en otras sí perciben un sueldo fijo que ronda entre 10.000 y 12.000 pesos mensuales sin ningún tipo de prestaciones.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5909618?reg=1


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »