Close

20 febrero, 2022

La inmunidad híbrida ofrece una mayor protección que es más duradera contra la reinfección por covid-19, según estudios

 La vacuna de ARNm de covid-19 de Pfizer/BioNTech proporciona una capa adicional de protección contra la reinfección para las personas que se han infectado previamente con covid-19, así como una mayor durabilidad inmunológica con el tiempo, según dos estudios publicados el miércoles en el New England Journal of Medicine.

Los estudios ofrecen más información sobre el concepto de inmunidad híbrida, es decir, cuando las personas previamente infectadas, que tienen “inmunidad natural”, obtienen inmunidad adquirida por la vacuna.

Uno de los estudios, realizado fuera de Israel, encontró que entre las personas que se habían recuperado de infecciones por covid-19, las reinfecciones eran cuatro veces más comunes en quienes no recibieron vacunas que en quienes sí lo hicieron después de la infección primaria.

Sin embargo, el estudio, que involucró a más de 149.000 personas con antecedentes de infección por covid-19, también encontró que la efectividad de la vacuna de Pfizer es menor en adultos mayores de 65 años.

Epidemia, endemia e inmunidad de rebaño… ¿Hacia dónde va el covid-19? 5:05

La vacuna tuvo una efectividad del 82% entre personas de 16 a 64 años y solo 60% en personas mayores de 65 años. Este estudio se realizó entre el 1 de marzo de 2021 y el 26 de noviembre de 2021 y abarcó el aumento de la variante delta en Israel.

El estudio también encontró que no hubo una diferencia significativa en la efectividad de la vacuna si las personas que estaban previamente infectadas recibieron una o dos dosis, lo que respalda la evidencia de otros estudios que mostraron que una dosis fue suficiente para proteger de la reinfección a las personas con infecciones previas de covid-19.

Estos hallazgos pueden tener implicaciones para las políticas de vacunación.

Shane Crotty, virólogo y profesor del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas y Vacunas del Instituto de Inmunología de La Jolla, le dijo a CNN que sería “bastante razonable” tener una política en EE.UU. que requiriera que las personas con infecciones previas por coronavirus recibieran solo una dosis de una vacuna, según los resultados de esta investigación. Crotty no participó en ninguno de los estudios.

Ronen Arbel, investigador principal de este estudio e investigador de resultados de salud en Clalit Health Services en Israel, cree que más países deberían adoptar una política como la que implementó el Ministerio de Salud de Israel en marzo de 2021, cuando recomendó una dosis única de vacuna para personas que se habían recuperado de covid-19, a ser administrada tres meses después de su infección primaria.

“Si se recuperó de covid-19, es como si tuviera una vacuna primaria”, dijo Arbel a CNN. “Debe vacunarse, pero una vez es suficiente. Es como un refuerzo”.

El segundo estudio nuevo, realizado en el Reino Unido, demostró que la inmunidad es más duradera y prolongada en personas que se habían recuperado de la infección por covid-19 antes de recibir una vacuna de Pfizer.

Entre los participantes que no estaban infectados previamente, dos dosis de la vacuna se asociaron con una reducción del 85% en el riesgo de infección dos meses después de la vacunación. Sin embargo, ese número caía al 51% seis meses después de la vacunación. Por el contrario, aquellos que fueron vacunados después de recuperarse de covid-19 mantuvieron una protección superior al 90% más de un año después de la infección primaria y más de seis meses después de la vacunación.

“Puede ser que ver el virus completo de alguna forma para producir respuestas inmunitarias amplias junto con una profundización de la respuesta inmunitaria con la vacunación (ya sea antes o después) confiera la superinmunidad”, dijo la Dra. Monica Gandhi, jefa asociada de la División de VIH, Enfermedades Infecciosas y Medicina Global de la Universidad de California, San Francisco, que no participó en ninguno de los estudios.

La investigación del Reino Unido utilizó datos del estudio SIREN sobre trabajadores de la salud. Los más de 35.000 participantes fueron seguidos entre el 7 de diciembre de 2020 y el 21 de septiembre de 2021, y se les realizaron pruebas de PCR de covid-19 cada dos semanas. Encontró que entre las personas que estaban previamente infectadas, el riesgo de reinfección era un 86% menor que el riesgo de infección primaria en personas no vacunadas. Sin embargo, esta protección cayó al 69% más de un año después de la infección, lo que indica que la infección primaria por sí sola no proporciona una inmunidad duradera.

Según Crotty, la inmunidad híbrida permite que el cuerpo cree anticuerpos más diversos para neutralizar una variedad más amplia de variantes. Esto también sucede con la vacunación completa y un refuerzo, pero sucede mucho más rápido con la infección seguida de la vacunación.

“La inmunidad híbrida tiene un montón de bonificaciones adicionales. Una, que estos estudios están demostrando actualmente, es la durabilidad. La durabilidad es bastante robusta”, dijo Crotty.

Aunque ambos estudios se suman a la creciente evidencia de que la inmunidad híbrida puede ofrecer una mayor protección contra futuras infecciones por covid-19, ninguno incluye datos del aumento de la variante ómicron altamente transmisible.

“El riesgo general de volver a infectarse es mucho más alto con ómicron que con delta. ¿La vacuna protege [contra ómicron]? Podemos suponer que sí, pero aún no tenemos los datos”, dijo Arbel.

https://cnnespanol.cnn.com/2022/02/17/inmunidad-hibrida-covid-19-proteccion-reinfeccion-trax/


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »