Close

11 agosto, 2022

Siete de cada 10 mexicanos, infectados con Helicobacter pylori

Principal causa de úlcera gástrica, la bacteria afecta más a mujeres que a hombres. En adultos mayores, la úlcera es causada por una mezcla de polifarmacia (al menos cuatro medicamentos utilizados de manera simultánea) con algunas comorbilidades; en adultos de mediana edad la enfermedad es causada por H. pylori, mala alimentación, tabaquismo y alcoholismo.

La úlcera gástrica es una enfermedad global, y aunque la mitad de la población está infectada con Helicobater pylori su prevalencia varía entre países, ciudades y zonas urbanas y rurales, así como entre los grupos sociales.

Afecta a gran parte de la población y de todas las edades. Según datos del IMSS (2016), se presenta en 70 por ciento de los mexicanos, con más frecuencia en mujeres.

Presente en niños, pero es más frecuente entre los 20 y los 54 años de edad, según la encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2016 (ESANUT).

Según la encuesta, en 2018, antes de la pandemia de COVID-19, por porcentajes de la población, el estado de Morelos estaba en primer lugar en consulta por úlcera gástrica, con 4.6%, seguido por la Ciudad de México con 4.15 % y Querétaro con 2.34%. En Quintana Roo no se encontraron casos de consulta.


Mortalidad por úlcera gástrica

El sangrado por una úlcera gástrica o péptica (relativo al estómago y a la digestión) es una condición común y potencialmente letal, asegura Gregorio Rafael Benítez Peralta, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

En México, la mortalidad intrahospitalaria por úlcera gástrica está entre 5 y 8 por ciento, cifras que se han permanecido sin cambios porque en el siglo XXI los pacientes con ulceración son “añosos, con más morbilidades y más consumo de medicamentos, todo lo cual promueve el sangrado”.

La intervención endoscópica logra una hemostasia inicial (detención de la hemorragia) en 90% de los casos; en la cirugía de úlcera péptica sangrante (10% restante) el riesgo de mortalidad postoperatoria es de entre 8% y 33%

H. pylori y los AINE, las causas

La úlcera gástrica es causada por Helicobacter pylori, principalmente, pero también por los medicamentos antiinflamatorios no esteroides o AINEs, como ibuprofeno, diclofenaco y ketoprofeno, y por la aspirina.

En México —agrega Benítez Peralta, médico internista y gastroenterólogo—, las principales causas son la polifarmacia y las comorbilidades en el adulto mayor; y en adultos de mediana edad, son H. pylori, mala alimentación, tabaquismo y alcoholismo. En niños, compartir alimentos infectados con la bacteria puede dar origen a una úlcera.

Un cráter en la piel

La úlcera gástrica es una ruptura o erosión mayor a tres milímetros que puede llegar a perforar todas las capas internas. Parece un cráter volcánico en el estómago.

Sensación quemante o punzante después de la comida es un síntoma de úlcera gástrica o duodenal. La úlcera péptica perforada generalmente se presenta con un inicio repentino de dolor abdominal intenso y agudo.

“Síntomas de alarma” de la úlcera péptica con sangrado son anemia, saciedad temprana, inexplicable pérfida de peso, disfagia (dificultad para deglutir), odinofagia (dolor) progresiva, vómitos recurrentes y antecedentes familiares de cáncer gastrointestinal.

Alimentos y úlcera gástrica

Como no todos los alimentos afectan de la misma manera a las personas que padecen úlcera gástrica, es necesario —dice Benítez Peralta— detectar cuáles empeoran los síntomas y limitar su consumo.

Alimentos ácidos, picantes y grasosos que pueden empeoran los síntomas de la úlcera gástrica, son los siguientes:

  1. Bebidas: leche entera, chocolate caliente y refrescos de cola, bebidas con cafeína, café regular y descafeinado, té de hierbabuena y menta verde, té verde o negro, regular o descafeinado, jugos de naranja y toronja, así como bebidas alcohó
  2. Especias y condimentos: pimienta negra y roja, polvo de chile con tamarindo, semilla de mostaza y nuez moscada.
  3. Alimentos lácteos hechos de leche entera o crema, quesos picantes o de sabor fuerte, como de jalapeño o pimienta negra.
  4. Carne con alto contenido de grasa y muy condimentada, como embutidos (chorizo, salchichón, tocino, jamón).
  5. Chiles y productos derivados del jitomate (pasta, salsa o jugo, entomatados y salsas embotelladas).
  6. Alimentos ácidos con un pH bajo, como el limón y el vinagre.
  7. Fumar tabaco y beber grandes cantidades de alcohol.

Fármacos vs. la úlcera

Una combinación de medicamentos (antibióticos y protectores, como raditinina y omeprazol) elimina H. pylori, reduce la secreción de ácido y protege la mucosa. Todo lo cual cura las úlceras e inhibe la posibilidad de que regresen.

En raras ocasiones, asegura Benítez Peralta, se puede necesitar cirugía. Así el paciente modifica su alimentación y sus hábitos de higiene dietética, fragmentado la ingesta en cantidades y aumentando las raciones.

Talicia, un nuevo medicamento para tratar las infecciones por H. pylori, es seguro y más eficaz que otros antibióticos, como la claritromicina, el metronidazol y la levofloxacina. Ya fue aprobado por la Agencia de Alimentos y Medicamentos o FDA, por sus siglas en inglés, de Estados Unidos.

Los IBP (medicamentos que reducen la producción de ácido en el jugo gástrico), combinados con Vonozapran, son utilizados como tratamiento de primera elección contra H. pylori y los IBP o VZP con antibióticos, como de segunda línea con la bacteria.

Propóleo y úlcera

Sobre el uso del propóleo como fitofármaco, señaló el académico, en el Instituto Politécnico Nacional la doctora Leticia Garduño y su alumno de doctorado Porfirio Alonso Ruiz realizan estudios para ofrecer una alternativa a quienes padecen gastritis.

Al administrar dosis específicas de propóleo a ratones con úlceras pépticas encontraron que la resina del panal de abejas disminuye el tamaño de las lesiones, detiene el sangrado y ayuda a regenerar el tejido.

Sin embargo, sostiene Benítez Peralta, usar propóleo es como ponerle un parche a una úlcera gástrica causada por H. pylori. En cuanto se quita el propóleo, nuevamente va a aparecer la úlcera, porque no se erradicó la bacteria y reaparecen las molestias.

Quizás si el propóleo se utilizara combinado con algún antibiótico podría ser más eficiente, considera el investigador. Sin embargo, aún faltan estudios para valorar su eficaciComo prevenir la úlcera gástrica

Por último, para prevenir la úlcera gástrica, recomendó:

  1. Hábitos higiénicos dietéticos.
  2. Valoración de la presencia de pylori ante síntomas digestivos persistentes.
  3. Evitar alimentos que contribuyan a aumentar la acidez, como cítricos, salsas (especialmente de jitomate), comidas muy condimentadas, saladas y grasosas, así como alimentos enlatados o precocinados.
  4. Evitar bebidas alcalinas, carbonatadas, irritantes (café, té, refrescos de cola).
  5. Evitar la automedicación. Usar sólo medicamentos prescritos por un médico.

https://unamglobal.unam.mx/siete-de-cada-10-mexicanos-infectados-con-helicobacter-pylori/?fbclid=IwAR0EpCDai7rm67IW8SqPp7EN0e_ZsAoiqE5BjpRhMFrR2I_OnfQyjEH6qKM


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »