Close

2 mayo, 2022

COVID-19: el resumen semanal (22 al 28 de abril de 2022)

Si se presenta un evento trascendente relacionado con COVID-19 (SARS-CoV-2) en su país, por favor póngase en  contacto con nosotros para agregarlo al próximo resumen semanal.

Para la OMS, nos estamos quedando ciegos respecto de la diseminación del virus

Los casos y muertes por COVID-19 en el mundo disminuyeron 20% en la última semana respecto de la precedente, según el último reporte de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, el director del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ph. D., alertó este martes 26 que la caída en los testeos y en las pruebas de vigilancia genómica nos está dejando “ciegos” respecto de los patrones de transmisión y evolución del SARS-CoV-2.

El Dr. William Rodríguez, director ejecutivo de FIND, una alianza global que trabaja con la OMS para ampliar el acceso a las pruebas, dijo que “las tasas de testeo se han desplomado entre 70% y 90%”. Y añadió: “Las pruebas han sido la primera víctima de la decisión global de bajar la guardia, por lo que nos estamos volviendo ciegos ante lo que está sucediendo con este virus”.

Misteriosas hepatitis pediátricas: ¿jugó algún papel la pandemia?

Una versión del adenovirus llamada adenovirus 41 (o tipo 41 o F-41) asociado con la inflamación intestinal, podría ser el principal agente responsable de misteriosos casos de hepatitis pediátrica no atribuibles a los virus de hepatitis conocidos (A, B, C, D y E) y que ya ha afectado a dos centenares de niños en Europa y Estados Unidos, sospechan expertos.

Sin embargo, quizá el SARS-CoV-2 no sea del todo ajeno a la cuestión. “COVID-19 ha llevado a encierros, distanciamiento, uso de mascarillas, cosas que evitan que los niños estén expuestos a los gérmenes de otros niños. ¿Podría la falta de exposición a adenovirus u otros virus debido al distanciamiento aumentar el riesgo de enfermedades graves cuando se levantan las restricciones?”, se preguntó el Dr. F. Perry Wilson, profesor de Medicina de la Yale School of Medicine, en New Haven, Estados Unidos.

“Ya sea que haya mutado individualmente o en coinfección con otro virus (podría ser SARS-CoV-2), el adenovirus F-41 pudo causar estas inflamaciones hepáticas en niños con un sistema inmune poco entrenado, debido al confinamiento y las mascarillas, al contactar con otros adenovirus más leves (los que causan algunos catarros invernales)”, escribió para sus más de 25.000 seguidores de Instagram el médico hematólogo Manuel Viso, del Hospital San Rafael, de La Coruña, España. “Podría ser un factor, pero no puedo confirmarlo ni negarlo porque aún está bajo investigación”, señaló la Dra. Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), publicó RTVE.

“Que la mascarilla no sea obligatoria no supone una prohibición de su uso”

Mientras España, como gran parte de Europa, avanza en levantar el uso obligatorio de mascarillas (con excepciones como el transporte público, centros de salud o residencias de adultos mayores), el portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, Dr. José Ramón Blanco Ramos, recordó que ese permiso “no supone una prohibición para su uso. Estaría justificado el empleo en aquellos colectivos de riesgo para la infección por la COVID-19, como son los mayores de 60 años, las mujeres embarazadas o los inmunodeprimidos”.

“De la actual pandemia hemos de sacar algunas lecciones, como la necesidad de mantener ciertos hábitos que nos protegen frente a las infecciones respiratorias (por ejemplo, gripe) como vacunación, lavado de manos o uso de mascarilla en algunos momentos del año (por ejemplo, invierno)”, añadió el Dr. Blanco. Pero otros se muestran más escépticos respecto de la disposición de la gente a seguir usándolas. “Nos quedamos sin gasolina y sin nuestra voluntad de ayudar a nuestros vecinos y protegernos unos a otros. Creo que lamentablemente tenemos más egoísmo saliendo a la palestra”, reflexionó Art Caplan, Ph. D., director de la División de Ética Médica de New York University Langone Medical Center, en Nueva York, Estados Unidos.

Identifican paciente que batalló contra el SARS-CoV-2 durante 505 días

Un paciente británico inmunocomprometido que inicialmente se infectó con una variante anterior a alfa (muy probablemente la original de Wuhan) dio positivo para SARS-CoV-2 durante un total de 505 días antes de fallecer, superando los 335 días de testeos positivos del récord anterior. El caso fue presentado esta semana en European Congress of Clinical Microbiology & Infectious Diseases (ECCMID) de 2022, celebrado en Lisboa, Portugal.

Para el Dr. Luke Blagdon Snell, del Guy’s and St. Thomas’ NHS Foundation Trust de Londres, Reino Unido, se necesitan con urgencia estrategias de tratamiento para estos pacientes inmunocomprometidos con infecciones persistentes por SARS-CoV-2, “especialmente porque la actual subvariante BA.2 de ómicron no responde a las terapias con anticuerpos autorizadas en Reino Unido y es muy probable que se requieran también antivirales”.

Mayor riesgo de trombosis y embolia pulmonar durante meses después de COVID-19

El riesgo de eventos tromboembólicos, como trombosis venosa profunda, embolia pulmonar o sangrado, sigue siendo elevado meses después de la fase aguda de COVID-19, según una serie de casos autocontrolados y un estudio de cohorte emparejado a partir de registros nacionales de Suecia publicados en BMJ.

En comparación con el grupo de control, los pacientes con COVID-19 tuvieron un mayor riesgo de trombosis venosa profunda durante 70 días después de la enfermedad, de embolia pulmonar durante 110 días y de hemorragia durante 60 días. Dentro de los primeros 30 días los riesgos de estas complicaciones crecieron respectivamente casi 33, 5 y 2 veces. “Los resultados podrían tener impacto en estrategias de diagnóstico y profilaxis”, concluyeron los investigadores liderados por la Dra. Anne-Marie Fors Connolly, del Laboratorio de Medicina de Infecciones Moleculares de Umeå Universitet, en Umeå, Suecia.

La OMS recomienda nirmatrelvir/ritonavir y remdesivir en pacientes con riesgo de progresar a enfermedad grave

En función del análisis de evidencias que muestran que reduce 90% el riesgo de hospitalización, el viernes 22 la OMS hizo una “recomendación firme” a favor del uso de los antivirales nirmatrelvir/ritonavir (Paxlovid, Pfizer) en pacientes con COVID-19 leve o moderada y alto riesgo de progresión a enfermedad grave, lo que incluye aquellos no vacunados, adultos de edad avanzada o inmunodeprimidos. Sin embargo, también reconoció que los países de bajos y medianos ingresos pueden quedar rezagados en su acceso, por lo que exhortó a la compañía productora a “mejorar la transparencia de sus precios y acuerdos y permitir que más fabricantes de genéricos puedan comenzar a producir el fármaco”. Estados Unidos está ampliando rápidamente el acceso al fármaco, en lo que analistas interpretan como un énfasis renovado de la Casa Blanca en tratar más que en prevenir la infección.

La OMS también actualizó su recomendación sobre remdesivir (Veklury, Gilead Sciences) y ahora aconseja su empleo “en pacientes con formas leves o moderadas de COVID-19 que corren alto riesgo de hospitalización”, mientras que está revisando los datos sobre su utilidad en pacientes graves. Anteriormente el organismo desaconsejó la administración del fármaco en pacientes hospitalizados (o con cualquier nivel de gravedad) porque “todas las evidencias mostraban que este fármaco tenía poca o ninguna incidencia sobre la mortalidad”.

Dos estudios respaldan la profilaxis con anticuerpos monoclonales en pacientes de riesgo

En pacientes bajo tratamiento inmunosupresor por enfermedades inflamatorias que no muestran una respuesta adecuada de anticuerpos contra la proteína S (espícula) de SARS-CoV-2, incluso después de cuatro dosis de vacunas, la administración intramuscular de los anticuerpos monoclonales tixagevimab más cilgavimab o Evusheld, muestra beneficios clínicos, según un estudio francés en The Lancet Rheumatology que provee “la primera evidencia del mundo real” de su utilidad como profiláctico, según los autores.

La semana pasada, en tanto, The New England Journal of Medicine publicó los resultados del estudio clínico PROVENT que demuestran que la combinación de anticuerpos redujo el riesgo de COVID-19 sintomática 77% en el análisis primario y 83% en el seguimiento a seis meses, en comparación con placebo, lo cual también podría beneficiar a aquellos pacientes que tienen una respuesta inmune insuficiente a la vacunación. Hace un mes la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) había respaldado la utilidad de Evusheld para la profilaxis preexposición, como reflejó este resumen.

Alteraciones cardiacas a los 6 meses de COVID-19 predicen síntomas persistentes

A los seis meses de haber atravesado la fase aguda de COVID-19, uno de cada cinco pacientes con síntomas persistentes y niveles normales de biomarcadores cardiacos (sin miocarditis) presenta alteraciones cardiacas identificables en imágenes de resonancia magnética, como aumento del tiempo de relajación longitudinal o T1 miocárdico, reducción en la fracción de eyección ventricular izquierda, disminución de la contracción longitudinal del miocardio o strain longitudinal global. Estos hallazgos predicen la gravedad de las manifestaciones y la calidad de vida al año.

Los datos surgen de un estudio de preimpresión en medRxiv, cuya primera autora es la española Adriana Roca-Fernández, estudiante de doctorado en la University of Oxford y científica de biomarcadores en Perspectum Ltd., en Oxford, Reino Unido. La mayoría de los pacientes con esas anomalías cardiacas no había sido hospitalizada y en un seguimiento de 71 de ellos, 42% logró su resolución al año.

La vacuna que aprobó Colombia… pero jamás usó

Zifivax, una vacuna de la compañía china Anhui’s Zhifei Biological Products que contiene la proteína de la espícula (S) del coronavirus purificada en el laboratorio a partir de líneas celulares de ovario de hámster chino y que en estudios aún no publicados habría mostrado una eficacia de 81,43%, es una de las seis aprobadas por Colombia contra la COVID-19 y tiene la ventaja de poder ser conservada a temperatura ambiente. Sin embargo, el Ministerio de Salud y Protección Social colombiano, encargado de la distribución y aplicación de los biológicos, no la incluye en el plan de vacunación ni ha ordenado la compra de unidades.

Otros países que aprobaron Zifivax en el mundo son: China, Uzbekistán e Indonesia, donde esta semana una compañía farmacéutica local anunció que producirá 100 millones de dosis de la fórmula con la llamada “certificación Halal”, documento que garantiza que el producto cumple con las especificaciones de la ley islámica, publicó CNN Indonesia.

Después de un año solo una de cada cuatro personas se siente “recuperada por completo”

Un año después del alta de una hospitalización por COVID-19, solo una de cada cuatro personas se siente “completamente recuperada” y es mayor el riesgo de secuelas cognitivas entre quienes tienen aumento de los mediadores inflamatorios de daño tisular, incluyendo la interleucina-6, según el estudio de cohorte prospectivo británico PHOSP-COVID publicado en The Lancet Respiratory Diseases. El sexo femenino y la obesidad también fueron factores que redujeron la probabilidad de una recuperación total.

Para el ministro federal de Salud de Alemania, Dr. Karl Lauterbach, “los efectos a largo plazo de la COVID-19 costarán mucho dinero a nuestro sistema de salud durante mucho tiempo y obligan a ampliar con urgencia la investigación sobre la enfermedad”.

Fármacos para esclerosis múltiple se asocian con mayor tasa de contagios y hospitalización

Los pacientes que toman ocrelizumab o fingolimod para tratar la esclerosis múltiple tienen tasas más altas de infección y hospitalización por COVID-19 antes y después de la vacunación, en comparación con los que reciben otros tratamientos como dimetilfumarato o interferón-beta, constató un estudio nacional en Inglaterra presentado en el segmento virtual del encuentro anual de la American Academy of Neurology (AAN). De todos modos, la proporción de decesos fue muy baja.

“Algunos de estos fármacos son inmunosupresores y, por tanto, además de prevenir la esclerosis múltiple podrían poner a las personas en mayor riesgo de infección por COVID-19 u otras enfermedades”, señaló la investigadora principal, Dra. Afagh Garjani de University of Nottingham, en Nottingham, Reino Unido.

La OPS y sociedades médicas instan a recuperar esquemas de vacunación interrumpidos

Dos tercios de la población en las Américas ya recibieron su vacuna contra la COVID-19, pero la contrapartida es que los confinamientos y disrupciones en la provisión de servicios de salud por la pandemia determinaron que solamente en 2020 2,7 millones de niños en la región no hayan recibido las vacunas esenciales necesarias para mantenerlos sanos, señaló este lunes 25 la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Dra. Carissa F. Etienne, durante el lanzamiento de la Semana de la Vacunación en las Américas. En el mundo, por ejemplo, los casos de sarampión en los primeros dos meses de 2022 subieron 79% respecto del mismo periodo de 2021.

Tanto la OPS como sociedades médicas de Argentina alentaron a capitalizar la experiencia y la infraestructura desplegada en las campañas de vacunación contra la COVID-19 para poner al día otros biológicos de rutina de los programas nacionales, en todos los segmentos de edad. ¿Algunos mensajes clave? “Los esquemas iniciados se continúan, no se reinician, más allá de cuánto tiempo se hayan extendido el intervalo y las vacunas contra la COVID-19, se pueden administrar al mismo tiempo con todas las otras del calendario”, señaló la Dra. Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5908953?uac=254661CR&faf=1&sso=true&impID=4198290&src=mkm_latmkt_220501_mscmrk_mdsms_excnws_nl#vp_4


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »