Close

4 enero, 2022

Estudios indican que el refuerzo de la vacuna de Janssen contra el covid-19 protege a las personas contra enfermedades graves causadas por la variante ómicron

 Dos informes publicados el jueves muestran que las personas que reciben dosis de refuerzo de la vacuna Janssen, de J&J, están bien protegidas contra la enfermedad grave y la hospitalización causadas por la variante ómicron del nuevo coronavirus, dijo la compañía.

Los investigadores dijeron que los hallazgos indican que la mayoría de las vacunas contra el covid-19 protegerán a las personas contra los peores resultados de la infección, y muestran que parte del énfasis en cómo las diversas vacunas afectan los componentes del sistema inmunológico llamados anticuerpos puede ser engañoso.

Un estudio de la vida real en Sudáfrica mostró que la efectividad de la vacuna contra la hospitalización por covid-19 aumentó al 85% después de una dosis de refuerzo con J&J, incluso después de que circulara la variante ómicron. Y un estudio de laboratorio en EE.UU. indicó que la vacuna estimula una fuerte respuesta inmune de las células conocidas como células T, que protegen a las personas contra enfermedades graves incluso aunque no bloqueen por completo al virus para infectar el cuerpo.

¿Detectan las pruebas caseras la variante ómicron? 1:09

Lo que dicen los estudios sobre la vacuna Janssen

Los resultados de ambos estudios fueron publicados por la compañía en un comunicado, pero el equipo sudafricano publicó los hallazgos en línea como una preimpresión y los resultados se están enviando a una revista revisada por pares, dijeron los investigadores.

Linda-Gail Bekker de la Universidad de Ciudad del Cabo y otros investigadores, incluido un equipo del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica (SAMRC, por sus siglas en inglés), ayudaron a examinar los resultados de un estudio en curso de la vacuna Janssen, de J&J,. Observaron los resultados de 69.000 trabajadores de la salud.

“Observamos que la efectividad contra la hospitalización de la vacuna  aumentó con el tiempo desde la dosis de refuerzo, pasando del 63% al 84% y luego al 85%”, escribieron. El refuerzo se administró entre seis y nueve meses después de la primera dosis de la vacuna, también conocida como Ad26.COV.2.

“Incluso antes de tener en cuenta el aumento de la infecciosidad de [la variante] ómicron, debemos recordar que los trabajadores de la salud en primera línea tienen un riesgo mucho mayor de ser afectados por covid-19 en primer lugar”, dijo la Dra. Glenda Gray, presidenta y directora ejecutiva del SAMRC, en un comunicado.

“Por lo tanto, nos alienta ver que el refuerzo con el régimen de vacunas covid-19 de Johnson & Johnson brinda una protección sólida en un entorno desafiante del mundo real donde existe un riesgo elevado de exposición, no solo al covid-19, sino al variante ómicron altamente transmisible”.

Por separado, el Dr. Dan Barouch y sus colegas del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, observaron sangre extraída de 65 voluntarios vacunados y la probaron contra la variante ómicron. Observaron tanto los anticuerpos, la primera línea de defensa contra la infección, como las células T.

La vacuna Janssen y otros refuerzos

El uso de la vacuna de J&J como refuerzo para las personas que originalmente recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer / BioNTech generó un aumento de 41 veces en los anticuerpos neutralizantes y un aumento de cinco veces en las células T asesinas CD8 que destruyen las células infectadas por el virus. Eso evita que el virus se replique y se propague. El refuerzo con la vacuna Pfizer generó un aumento de 17 veces en los anticuerpos neutralizantes y un aumento de 1,4 veces en las células T CD8 cuatro semanas después, encontró el estudio.

“Estos datos son importantes y esperanzadores”, le dijo Barouch a CNN. Indican que todas las vacunas autorizadas contra el covid-19 pueden proteger a las personas de enfermedades graves y la muerte, incluso de la variante ómicron con todas sus mutaciones, dijo.

“Tiene una importancia global sustancial que va mucho más allá de [la vacuna Janssen de] J&J y va mucho más allá de Sudáfrica”, agregó.

Investigadores sudafricanos informaron en el New England Journal of Medicine, el miércoles, que la protección contra la hospitalización de dos dosis de la vacuna de Pfizer se redujo a aproximadamente el 70% cuando la variante ómicron estaba circulando en comparación con el 93% unas semanas antes, cuando la variante delta era dominante en Sudáfrica.

Barouch dijo que muchos estudios solo analizan los anticuerpos, que pueden evitar que el virus infecte las células. Dijo que la respuesta de las células T, que es más difícil de medir, es importante para brindar protección a largo plazo contra enfermedades graves.

Aprueban medicamento inyectable contra el VIH 1:11

“Hay confusión, no solo en los medios de comunicación y el público, sino también entre los médicos y científicos, de que solo los anticuerpos neutralizantes equivalen a protección, y eso no es cierto”, dijo. “Lo que estamos viendo con una protección del 70% con Pfizer y ahora con una protección del 85% con la vacuna Janssen, que ocurre a niveles muy bajos de anticuerpos neutralizantes, sugiere fuertemente que las respuestas de las células T son importantes en la protección que estamos viendo”.

Cuando los virus infectan las células, se apoderan de su maquinaria interna y las convierten en pequeñas fábricas de virus. Mientras que los anticuerpos se adhieren al exterior de los virus y evitan que se unan a las células, las células T buscan y destruyen las células después de que se infectan. Es posible que esto no detenga por completo la infección, pero evita que el virus se propague y cause una enfermedad grave.

El Dr. Mathai Mammen, director global de Investigación y Desarrollo de la División de Vacunas Janssen, de J&J, estuvo de acuerdo. “Creemos que la protección podría deberse a las sólidas respuestas de las células T inducidas por la vacuna [contra el] covid-19 de Johnson & Johnson. Además, estos datos sugieren que [la variante] ómicron no está afectando las respuestas de las células T generadas por nuestra vacuna”, dijo en una declaración.

Los hallazgos también pueden tranquilizar a los millones de personas que recibieron la vacuna Janssen. A principios de este mes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. respaldaron las vacunas Moderna y Pfizer/BioNTech sobre las de J&J, diciendo que las dos vacunas de ARNm funcionaron mejor y de manera más segura que las Janssen, que está relacionada con un tipo raro de coagulación sanguínea.

Las vacunas de ARNm utilizan una tecnología más nueva que involucra material genético llamado ARN mensajero, transportado al cuerpo por compuestos grasos simples llamados lípidos. La vacuna de J&J es una vacuna de vector adenoviral, que usa un virus del resfriado común lisiado para llevar las instrucciones genéticas al cuerpo.

J&J dijo que el diseño de su vacuna contra el covid-19 tiene la intención deliberada de provocar una respuesta robusta de las células T.

https://cnnespanol.cnn.com/2021/12/30/estudios-refuerzo-vacuna-jj-covid-19-protege-enfermedades-graves-omicron-trax/


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *