Close

3 septiembre, 2021

Las personas que se infectan por el Covid19 después de haber recibido una o dos dosis de la vacuna tienen una probabilidad significativamente más baja de enfermedad grave

Estamos en un punto crítico de la pandemia, ya que vemos un aumento de casos en todo el mundo debido a la variante delta.

Se esperan nuevas infecciones y no disminuye el hecho de que estas vacunas están haciendo exactamente lo que fueron diseñadas para hacer: salvar vidas y prevenir enfermedades graves.

Investigaciones han demostrado una tasa de mortalidad de hasta el 27% para los pacientes hospitalizados con covid-19.

Podemos reducir en gran medida ese número manteniendo a las personas fuera del hospital en primer lugar mediante la vacunación.

Las vacunas Covid19 muestran una excelente eficacia en los ensayos clínicos y efectividad en los datos del mundo real, pero algunas personas siguen infectándose con este virus después de la vacunación.

El objetivo de este estudio fué identificar los factores de riesgo de infección por Covid19 después de la vacunación y describir las características de la enfermedad después de la vacunación.

Este estudio prospectivo utilizó datos del Estudio de síntomas COVID del Reino Unido que los pacientes reportan a través de la aplicación ZOE desde el 8 de diciembre de 2020 hasta el 4 de julio de 2021.

Los investigadores encontraron que de más de 1,2 millones de adultos que recibieron al menos una dosis de BNT162b2 (Pfizer-BioNTech), ChAdOx1 nCoV-19 (Oxford-AstraZeneca), o mRNA-1273 (Moderna), menos del 0,5% informó una infección (6.030 casos positivos después de 1.240.009 primeras dosis de la vacuna) más de 14 días después de la primera dosis.

Entre los adultos que recibieron dos dosis de la vacuna, menos del 0,2% experimentó una infección (2,370 casos positivos después de 971,504 dosis de la segunda vacuna) más de siete días después de la segunda dosis.

Entre los que experimentaron la infección, las probabilidades de que fuera asintomática aumentaron en un 63% después de una dosis de vacuna y en un 94% después de la segunda dosis.

Los investigadores también encontraron que las probabilidades de hospitalización se redujeron en un 70% después de una o dos dosis, y que las probabilidades de experimentar una enfermedad grave, definida como tener cinco o más síntomas en la primera semana de la enfermedad, se redujeron en aproximadamente un tercio. Además, las probabilidades de un covid persistente se redujeron en un 50% después de dos dosis.

Estos hallazgos destacan el papel crucial que desempeñan las vacunas en los esfuerzos más importantes para prevenir las infecciones por covid-19, que aún deberían incluir otras medidas de protección personal, como el uso de mascarillas, pruebas frecuentes y distanciamiento social.

https://drive.google.com/file/d/1wQCAO93Mn9iXKlJyooKcc0FzK8YDJsaL/view?usp=sharing


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *