Close

2 mayo, 2021

COVID-19: el resumen semanal (23 al 29 de abril de 2021)

Brasil y Rusia se cruzan por virus replicativos que no deberían estar en la vacuna Sputnik V

El 26 de abril la Agência Nacional de Vigilância Sanitária (ANVISA), agencia reguladora de Brasil, se pronunció en contra de la importación de la vacuna rusa contra la COVID-19 Sputnik V,  argumentando una serie de deficiencias, en particular la presencia en todos los lotes analizados del componente 2 de adenovirus 5 modificados con capacidad de replicarse (aunque luego aclaró que no hizo análisis y se basó en documentos que admitían esa posibilidad).

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDFI) rechazó la decisión (“no podríamos permitir adenovirus replicantes en las vacunas”) y la atribuyó a “razones de naturaleza política”, añadiendo que más de 60 agencias reguladoras en el mundo ya aprobaron el producto para uso de emergencia y que tiene eficacia y seguridad extraordinarias.

Es probable que la eventual presencia de vectores replicativos en la vacuna “no cause grandes problemas en la población inmunizada, pero es un riesgo completamente innecesario”, opinó Derek Lowe, Ph. D., químico orgánico con larga experiencia en la industria farmacéutica en un blog de Science Translational Medicine.

Los contagios bajan en Estados Unidos, pero suben en el resto del mundo

Con más de la mitad de su población adulta al menos parcialmente vacunada, el promedio de casos de los últimos siete días (57.172) en Estados Unidos representa casi la quinta parte del pico registrado el 12 de enero (248.000) y alienta nuevas flexibilizaciones, como la luz verde para no usar mascarilla cuando se está al aire libre en pequeños grupos que anunció Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos este martes 27.

Cuando se considera el mundo como un todo, el panorama es más sombrío: los casos y fallecimientos aumentaron por novena y sexta semanas consecutivas, respectivamente. “Para ponerlo en perspectiva, hubo casi tantos casos en todo el mundo la semana pasada como en los primeros 5 meses de la pandemia. Es agradable ver pequeñas disminuciones en los casos y fallecimientos en varias regiones, pero muchos países todavía experimentan transmisión intensa y la situación en India es más que desgarradora”, declaró el lunes Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ph. D., director general de la Organización Mundial de la Salud.

La pandemia en Brasil “rejuvenece” y lo asocian a mayor gravedad de P.1

Entre las semanas epidemiológicas 1 y 14 de 2021, los fallecimientos por COVID-19 en jóvenes de 20 a 29 años en Brasil crecieron 1.081,82%, mientras que en todas las edades el incremento fue “solo” de 429,47%, clara señal de que la pandemia está en un proceso de “rejuvenecimiento”, señala el  Boletim Observatório Covid-19 da Fundação Oswaldo Cruz (Fiocruz).

Dos nuevos estudios de preimpresión sin revisión por pares, que analizaron datos de los estados de Río Grande del Sur y Amazonas, asocian esta tendencia al perfil de patogenicidad y transmisibilidad de la variante P.1, que hoy predomina en el país. “Es la primera evidencia de que esta variante de preocupación produce cuadros de mayor gravedad, sobre todo en algunos grupos que estaban previamente preservados (personas sin comorbilidades, población joven y femenina), además de que mata más rápido que variantes anteriores”, afirmó el primer autor de ambos trabajos, Dr. André Ricardo Ribas Freitas, profesor de epidemiología y estadísticas en la Faculdade São Leopoldo Mandic, en Campiñas, Brasil.

Una sola dosis ¿suficiente para personas que ya se enfermaron?

Los pacientes con antecedente de COVID-19 presentan respuestas robustas de anticuerpos tras la administración de la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 de ARN mensajero y quizá no requieran completar el esquema de dos dosis, según investigación en Science Immunology. Resultados similares se habían observado en un estudio en Argentina con la vacuna Sputnik V.

En tanto, este martes 27 Irlanda resolvió que los menores de 50 años sanos y que tuvieron COVID-19 hace menos de seis meses pueden considerarse “totalmente protegidos” con una única dosis de vacuna, según publicó The Irish Times.

Todo paciente con COVID-19 es “de alto riesgo nutricional”

Todo paciente con COVID-19 debe considerarse de alto riesgo nutricional, por lo que esta intervención debe ser integrada en su tratamiento, según un documento de posición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.

En los pacientes críticos hay que prestar particular atención a sarcopenia y disfagia. “Con pérdida de masa magra de 10% se altera la inmunidad y aumenta el riesgo de infección; con 30% de neumonía y 40% de pérdida hay riesgo alto de mortalidad”, señaló la Dra. Ana Zugasti, de la Sección de Nutrición Clínica del Complejo Hospitalario de Navarra.

Pacientes con cardiopatías congénitas deberían ser priorizados para la vacunación

Aunque muchos son jóvenes y tienen relativa estabilidad hemodinámica, “los pacientes con cardiopatías congénitas deben ser priorizados como grupo de riesgo que requiere vacunación tan pronto como sea posible”, aseguró el Dr. John Jairo Araujo, copresidente del Grupo de trabajo en adultos con cardiopatías congénitas del Consejo de Pediatría y Cardiopatías Congénitas Pediátricas y del Adulto de la Sociedad Interamericana de Cardiología.

Existen pocas publicaciones relacionadas con las cardiopatías congénitas y COVID-19, reconoció el Dr. Araujo, aunque un estudio en Italia identificó entre las principales complicaciones insuficiencia cardiaca (9%), palpitaciones/arritmias (3%), ictus/ictus isquémico transitorio (3%) e hipertensión pulmonar (3%).

La actividad física reduce el riesgo de progresión a formas graves

Los pacientes sedentarios duplican aproximadamente el riesgo de hospitalización, ingreso en la unidad de cuidados críticos y muerte por COVID-19 respecto de aquellos que realizan al menos 150 minutos semanales de ejercicio, señala un estudio sobre 48.440 adultos con infección confirmada, publicado en British Journal of Sports Medicine.

“El estudio ofrece importante contribución para la práctica clínica durante la pandemia, porque demuestra la importancia de la práctica regular de actividades físicas”, comentó el Dr. Fabiano M. Serfaty, director médico de la Clínica Serfaty, en Rio de Janeiro, Brasil, y miembro de la Sociedade Brasileira de Endocrinologia e Metabologia.

“Firma epigenómica” ayudaría a predecir enfermedad grave

Aún estando sana, 13% de la población presenta tres factores epigenéticos que regulan la actividad del ADN y anticiparon cuadros graves de COVID-19 con 90,18% de precisión, según investigadores españoles en EBioMedicine.

La “firma epigenómica”, a la que bautizaron EPICOVID+, podría tener gran relevancia en la gestión de la pandemia. “Dado el elevado número de personas infectadas por el virus que han saturado todos los sistemas de salud del mundo, sería bueno tener formas de predecir si la infección por el virus en un individuo determinado requerirá hospitalización o simplemente puede controlarse desde un centro de salud”, aseguró el Dr. Manel Esteller, del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, en Barcelona.

Anticuerpos monoclonales: efectivos, pero muy poco usados

La administración de anticuerpos monoclonales puede reducir 70% las posibilidades de hospitalización en pacientes de alto riesgo si se administran dentro de los 10 días del inicio de los síntomas, pero su utilización en Estados Unidos (donde están aprobadas fórmulas de Eli Lilly y Regeneron/Roche) es sorprendentemente baja. “Creemos que esta terapia tiene una gran oportunidad para usarse más”, aseguró el Dr. Donald Yealy, jefe de medicina de emergencia en el University of Pittsburgh Medical Center, en Pittsburgh, Estados Unidos.

La misma situación se replica en Brasil, donde fue aprobado para uso de emergencia REGN-COV2, la combinación de casirivimab e imdevimab de las compañías Regeneron y Roche. Por la posible menor eficacia frente a la variante P.1 y su alto costo (alrededor de 3.000 dólares/dosis), será utilizado en el país por menos de 5% de los infectados que podrían beneficiarse, estimó el Dr. André Freitas Ribas, médico epidemiólogo de la Faculdade São Leopoldo Mandic, en Campiñas, Brasil.

Francia recomienda pruebas antigénicas en escuelas al menos una vez por semana

En un nuevo dictamen, la Haute Autorité de Santé de Francia levantó el límite de edad de 15 años para el uso de pruebas antigénicas rápidas con hisopados nasales que puede efectuar la propia persona (menos invasivos que los nasofaríngeos) y ahora recomienda que estas pruebas se realicen en las escuelas al menos una vez a la semana, de forma similar a lo que ocurre en países como Reino Unido, Alemania y Austria.

La estrategia es relevante para “romper las cadenas de contagio entre estudiantes, profesores y personal en contacto con los estudiantes”, subrayó el organismo, aunque un estudio de modelización muestra que se requiere cumplimiento mayor a 75% para tener impacto significativo en la reducción de contagios del SARS-CoV-2.

Parálisis facial asociada a la vacunación: “No hay señales alarmantes”

En raras ocasiones las vacunas, incluyendo las vacunas contra la COVID-19, pueden desencadenar parálisis facial: hubo reportes de 8 casos en los ensayos clínicos de las fórmulas de Pfizer/BioNTech y Moderna sobre 68.000 participantes, de los cuales 7 se produjeron en el grupo inmunizado y solo 1 en el placebo. No obstante, de acuerdo con la Deutschen Gesellschaft für Neurologie (Sociedad Alemana de Neurología), la relación causal directa es “improbable”.

“La frecuencia general de parálisis del nervio facial sin causa identificable se da entre 7 y 40 casos por año por cada 100.000 habitantes. En este sentido, los pacientes observados en los dos estudios aún no son señal alarmante”, destacó el Dr. Peter Berlit, secretario general de la sociedad quien añadió que probablemente haya más casos desencadenados por COVID-19.

El trabajo en turnos podría triplicar el riesgo de hospitalización

Trabajar en turnos podría aumentar hasta tres veces el riesgo de ser hospitalizado con COVID-19, en comparación con las personas que tienen horarios laborales regulares, por lo que debería considerarse un nuevo factor de riesgo independiente, señalaron investigadores en Thorax tras estudiar una cohorte británica de 43.872 participantes.

El efecto podría estar relacionado con factores ambientales, como menos limpieza en el lugar de trabajo o mayor cansancio, aunque también podrían influir alteraciones del ritmo circadiano, algunas de las cuales “afectan la respuesta inmune”, comentó el autor principal, Dr. John Blaikley, Ph. D., clínico del Medical Research Council y profesor de The University of Manchester, Manchester, Reino Unido.


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *