Close

26 abril, 2022

Un intervalo de tiempo mayor entre las vacunas Covid-19 genera hasta nueve veces más anticuerpos

Una nueva investigación, presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) de este año en Lisboa, ha demostrado que un intervalo más largo entre las dosis primarias de la vacuna COVID-19 puede aumentar la producción de anticuerpos hasta nueve veces.

Comprender la respuesta inmunitaria a la vacunación contra la COVID-19 es fundamental para controlar el virus y reducir el número de muertes. Para averiguar los factores que afectan a la respuesta de los anticuerpos tras la vacunación con Covid de Pfizer/BioNTech, la doctora Ashley Otter y sus colegas de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) midieron los niveles de anticuerpos en muestras de sangre tomadas a casi 6.000 trabajadores sanitarios de todo el Reino Unido inscritos en el estudio SIREN (Infección y Reinfección del SARS-CoV-2 y Evaluación).

Un total de 3.989 de los 5.871 participantes recibieron su primera dosis de la vacuna al menos 21 días antes y 1.882 tenían su segunda dosis al menos 14 días antes. Los participantes se clasificaron según sus antecedentes de infección como si hubieran tenido previamente Covid (confirmado por una prueba de PCR o asumido debido a su perfil de anticuerpos) o naïve, sin antecedentes de infección. Casi todos (más del 99%) los que no habían tenido Covid seroconvirtieron tras la vacunación, lo que significa que crearon anticuerpos contra el virus.

“Este estudio muestra que un tiempo más largo entre la dosis de la vacuna 1 y la dosis 2 da lugar a respuestas de anticuerpos más altas en los participantes ingenuos”

Después de la dosis 1, los que tenían una infección previa tenían niveles de anticuerpos hasta diez veces más altos que los individuos naïve, mientras que después de la dosis 2, los que tenían una infección previa tenían niveles de anticuerpos más del doble que los que no habían tenido una infección previa.

Al analizar los intervalos de dosificación, se descubrió que un intervalo de dosificación más largo se asociaba con niveles de anticuerpos hasta nueve veces más altos en los participantes naïve más de 10 semanas 11.479,73 con un efecto más pronunciado observado en los participantes más jóvenes.

El intervalo de dosificación no afectó a los niveles de anticuerpos en aquellos con infección previa. Sin embargo, un intervalo más largo entre la infección y la vacunación se relacionó con niveles más altos de anticuerpos.

Los que recibieron la primera dosis de la vacuna ocho meses después de una infección tenían niveles de anticuerpos siete veces más altos que los que fueron vacunados tres meses después de la infección, con una meseta después de ocho meses, lo que sugiere que ocho meses después de la infección primaria puede ser un momento óptimo para recibir la primera vacuna en aquellos con infección previa.

Sin embargo, el análisis muestra que, independientemente del tiempo transcurrido entre la infección y la vacunación, todos los individuos presentan una respuesta de anticuerpos muy elevada tras la dosis 2.

“Es necesario seguir investigando para determinar si estos niveles de anticuerpos más altos proporcionan una mayor protección contra la enfermedad de COVID-19”

Además, las mujeres y las personas pertenecientes a una minoría étnica se asociaron con títulos de anticuerpos significativamente más altos, mientras que la inmunosupresión se asoció con respuestas de anticuerpos posvacunación significativamente más bajas.

El doctor Otter resalta que este estudio muestra que un tiempo más largo entre la dosis de la vacuna 1 y la dosis 2 da lugar a respuestas de anticuerpos más altas en los participantes ingenuos, lo que apoya firmemente la decisión del JCVI y del gobierno del Reino Unido de alargar el intervalo entre las dosis de la vacuna.

“También hemos demostrado que en las personas con infección previa, el tiempo entre la exposición y la vacunación desempeña un papel fundamental en las respuestas de anticuerpos posteriores a la vacunación. Sin embargo, es necesario seguir investigando para determinar si estos niveles de anticuerpos más altos proporcionan una mayor protección contra la enfermedad de COVID-19 y cómo este intervalo de dosificación más largo puede afectar a las respuestas de refuerzo“, concluye.

https://www.consalud.es/pacientes/especial-coronavirus/intervalo-vacunas-covid-19-anticuerpos_113575_102.html?utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR0vOFsm5-vFWOl1mNhmoJPDtq_hSNAQshE0AhCiO_I0vJCZV2EhLMxSGyE#Echobox=1650633785


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »