Close

7 marzo, 2022

Poliomielitis

Los principales hallazgos e información relacionados con la vacunación, al igual que la noticia de un brote, hicieron de la poliomielitis el tema de la Tendencia clínica de esta semana. Las autoridades sanitarias de Malaui han declarado un brote de poliovirus natural de tipo 1 (ver infografía).

La Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Poliomielitis (GPEI) declaró en un comunicado que la secuenciación del virus fue realizada este mes por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica, y el organismo Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos confirmó el caso de infección por poliovirus natural de tipo 1. Según el anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los análisis de laboratorio muestran que la cepa identificada en Malaui está relacionada con una que circula en la provincia de Sindh, en Pakistán. La poliomielitis continúa siendo endémica solo en Afganistán y Pakistán. Se desconoce si la paciente de 3 años había viajado a Pakistán. Kacey C. Ernst, Ph. D., maestra en salud pública, profesora y epidemióloga de enfermedades infecciosas en el Zuckerman College of Public Health de la University of Arizona en Tucson, Estados Unidos, declaró que aunque esto es motivo de preocupación, “no es una razón para entrar en pánico. Malaui tiene tasas muy elevadas de vacunación contra la poliomielitis y es muy posible que se trate de un brote muy pequeño y definido que estará bien contenido”.

África fue certificada como libre de poliovirus natural en agosto de 2020 y mantendrá ese estatus, afirma la OMS, porque la cepa se originó en Pakistán. Según la OMS, en 2021 solo se identificaron cinco casos de poliovirus natural en todo el mundo. La iniciativa está enviando un equipo a Malaui para apoyar las operaciones de emergencia, las comunicaciones y la vigilancia. Las organizaciones asociadas también están enviando equipos. La asociación de la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Poliomielitis ha incluido a la Fundación Bill y Melinda Gates. A principios de febrero, Bill Gates visitó Pakistán y señaló que la erradicación de la polio puede ser factible en los próximos años. Sin embargo, señaló que el resultado es incierto, sobre todo teniendo en cuenta la situación en Afganistán, donde los talibanes tomaron el control en agosto. “Afganistán es un poco un signo de interrogación porque allí la situación es más compleja”, declaró, pero hizo notar que las tasas de vacunación habían aumentado este año después de haber disminuido desde 2018.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró a finales del año pasado que además de África, Pakistán y Afganistán, Brasil es uno de los seis países del continente americano con alto riesgo de reintroducción de la polio. Los otros son República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Surinam y Venezuela. Otros dos países, Haití y Bolivia, también tienen un riesgo muy alto. Desde 2015, Brasil se enfrenta a un preocupante descenso de las tasas de vacunación contra la polio y otras enfermedades contagiosas. La Dra. Luiza Helena Falleiros-Arlant, pediatra y especialista en enfermedades infecciosas de la Universidade Metropolitana de Santos en Brasil, explicó que “en la actualidad, para los niños de hasta un año de edad, tenemos apenas 62% de cobertura de vacunación contra la poliomielitis con la serie de inmunización primaria, que consiste en tres dosis de vacuna antipoliomielítica con virus inactivados (IPV). Por consiguiente, alrededor de 40% de los niños no recibieron la serie primaria que deberían haber recibido”. El objetivo es que al menos 95% de la población elegible esté vacunada contra la polio, señaló.

La vacunación contra la poliomielitis puede tener un beneficio añadido. Un estudio reciente realizado en Irán mostró que las madres de niños inmunizados con la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) parecían quedar protegidas contra la COVID-19 sintomática durante al menos 6 meses. Como se informó en JAMA Network Open, de una cohorte de cerca de 88.000 mujeres, los investigadores analizaron los datos de 419 madres (media de edad: 35,5 años) que fueron expuestas indirectamente a la vacuna antipoliomielítica oral y 3.771 mujeres de la misma edad sin exposición a la vacuna antipoliomielítica oral de marzo a diciembre de 2020. Ninguna de las madres cuyos hijos habían recibido la vacuna antipoliomielítica oral desarrolló COVID-19 tras una mediana de seguimiento de 141 días; a 28 mujeres (0,74%) del grupo no expuesto se les diagnosticó COVID-19. La exposición indirecta a la vacuna antipoliomielítica oral se asoció significativamente con una disminución de la COVID-19. A los 9 meses, la probabilidad de no estar infectado por el SARS-CoV-2 era de 1.000 en el grupo expuesto, frente a 0,993 en el grupo no expuesto.

Desde un brote en curso hasta noticias relacionadas con las vacunas, la poliomielitis ha sido objeto de un notable interés mundial recientemente, lo que ha dado lugar al tema de la Tendencia clínica de esta semana.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5908672?src=soc_fb_220305_mscpsp_news_mdscp_poliomielitis&faf=1


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »