Close

23 enero, 2022

COVID-19: Este es el tiempo que mantiene su capacidad de contagio en el aire

El COVID-19 pierde la mayor parte de su capacidad de infectar dentro de los 20 minutos posteriores a su transmisión por el aire, y la mayor parte de la pérdida ocurre dentro de los primeros cinco minutos. de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigación de Aerosoles de la Universidad de Bristol.

Los resultados de este estudio, que no ha sido revisado por pares, refuerzan la idea de que el virus se transmite principalmente en distancias cortas, lo que refrenda las recomendaciones como el distanciamiento social y el uso de cubrebocas como medio para frenar las infecciones.

“La gente se ha centrado en los espacios mal ventilados y ha pensado en la transmisión aérea a través de metros o a través de una habitación. No digo que eso no suceda, pero creo que el mayor riesgo de exposición es cuando estás cerca de alguien”, comentó el profesor Jonathan Reid, autor principal del estudio a The Guardian.

Cuando te alejas, no solo se diluye el aerosol, también hay menos virus infeccioso porque el virus ha perdido infectividad (como resultado del tiempo)”, agregó el especialista, quien también es director del Centro de Investigación de Aerosoles de la Universidad de Bristol.

Los hallazgos indican que las partículas virales se secan rápidamente después de abandonar el ambiente húmedo y rico en dióxido de carbono de los pulmones, lo que frena su capacidad de infectar a otras personas. Asimismo, se descubrió que la humedad del aire es un factor determinante en la rapidez con que se desactivan estas partículas.

Los especialistas dicen que los datos sugieren que el aire seco puede ayudar a limitar la exposición general al SARS-CoV-2, aunque se requiere más investigación para confirmar esto, así como el posible efecto de los niveles de pH y CO2.

Al explicar cómo realizaron su estudio, los investigadores dijeron que desarrollaron un aparato para generar partículas que contienen virus y les permitieron flotar entre dos anillos eléctricos durante entre cinco segundos y 20 minutos en un entorno estrictamente controlado.

Según el estudio, cuando las partículas virales abandonan los pulmones, pierden agua rápidamente y los niveles más bajos de dióxido de carbono en el ambiente provocan un rápido aumento del pH, lo que afecta la capacidad del virus para infectar las células humanas.

Los hallazgos del estudio también reafirmaron la importancia de usar máscaras faciales, cubrebocas y mantener la distancia social para prevenir la propagación de COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »