Close

17 enero, 2022

Argentina elimina cuarentena para contactos estrechos con vacunación completa y algunos médicos se oponen

El Ministerio de Salud de Argentina resolvió recomendar que los contactos estrechos asintomáticos de casos confirmados de COVID-19 no realicen cuarentena si completaron su esquema primario de vacunación y recibieron una dosis de refuerzo hace más de 14 días y menos de cuatro meses, en una medida que pretende limitar el ausentismo laboral y la parálisis de servicios esenciales ante la enorme cantidad de contagios que ya llegan a casi un millón en lo que va del año (aunque con un repunte mucho más leve en la cantidad de hospitalizados y decesos).

La disposición implica un nuevo cambio de las pautas de aislamiento de casos confirmados y contactos estrechos presentados hace dos semanas. En la región, Uruguay había adoptado una política similar mediante una ordenanza del 21 de diciembre pasado, mientras que Paraguay también eliminó la cuarentena de contactos estrechos asintomáticos este miércoles 12 incluso si las personas recibieron solo dos dosis de la vacuna (sin refuerzo), con la última inoculación hace menos de 6 meses.

Según la ministra de Salud, la Dra. Carla Vizzotti, la nueva recomendación, consensuada con los pares de las distintas jurisdicciones del país y que podrá o no ser adoptada por cada una, “tiene un criterio sanitario, es una situación epidemiológica diferente y necesitamos sostener servicios y actividades en base a la evolución mundial y del país”. También destacó que apunta a “poner muy en valor la vacunación”.

Por otra parte, las personas con esquema inicial completado dentro de los cinco meses, o que hayan tenido COVID-19 en los últimos 90 días, que no tengan síntomas y en función de la definición de “personal prioritario” de cada jurisdicción, podrán disminuir el aislamiento estricto para los contactos estrechos asintomáticos siempre que realicen un test diagnóstico entre el tercer y quinto día.

En todos los casos, la eliminación o reducción de la cuarentena en los casos indicados se implementará “siempre que se cumplan con las medidas de cuidado de manera estricta (uso adecuado de barbijo, ambientes ventilados), se realice automonitoreo a diario de síntomas y se evite concurrir a eventos sociales o masivos por 10 días”, publicaron las autoridades.

En las últimas tres semanas, Estados Unidos y países europeos como Reino Unido, Francia, Suiza, España, Bélgica y República Checa también acortaron o en menor medida eliminaron la obligación de la cuarentena para evitar el colapso en la atención de los hospitales y otros servicios esenciales, además de mitigar el impacto sobre economías ya debilitadas.

“Ajustar la cuarentena implica fundamentar el proceso de decisión”

En todos los países, la flexibilización de las políticas de aislamiento se da en un contexto de fuerte alza en los contagios impulsados por la variante ómicron, pero en mayor o menor medida desacoplados de hospitalizaciones y muertes.

En respuesta a una consulta de Medscape en español, el Dr. Sylvain Aldighieri, comandante de Incidente para COVID-19 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), afirmó que los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de julio de 2021 sobre los períodos de cuarentena contemplaban contextos o situaciones donde se justificaba acortarlas.

“Plantearse ajustes al periodo de cuarentena implica fundamentar el proceso de decisión en un abordaje basado en riesgos, a través del cual se tienen que sopesar riesgos y beneficios para la salud pública y los servicios de salud, frente a los riesgos sociales o económicos”, precisó. Y añadió que en este contexto desafiante “se justifica escudriñar opciones para adaptar la duración de las cuarentenas”, tomando en cuenta varios factores y en especial el riesgo que se considera aceptable por las autoridades nacionales.

La reducción de las cuarentenas en Argentina, que en esta instancia involucra sobre todo a trabajadores sanitarios y otros trabajadores esenciales que fueron los primeros en recibir refuerzos de la vacunación, fue defendida por varios especialistas. “Dado que esta ola caótica parece más benigna, está bien que los contactos asintomáticos con vacunación completa no se aíslen. Esta medida sobre la que insistí mucho es clave para evitar una caída de la actividad económica y sanitaria por ausentismo, como la que ya vivimos en 2020”, tuiteó el Dr. Adolfo Rubinstein, médico de familia, maestro en epidemiología clínica y exministro de Salud de Argentina.

Dra. Leda Guzzi

Para la Dra. Leda Guzzi, infectóloga del Hospital y Maternidad Santa Rosa, en Florida, Gran Buenos Aires, y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), hay argumentos virológicos que justifican la medida, como menos riesgo de infección, de transmisión y de la duración de la excreción viral en quienes tienen vacunación completa.

Por otra parte, “creo que el entorno laboral, más aún el del personal de salud, es más seguro que cualquier otro ámbito social. El uso del equipo de protección personal y el resto de los protocolos reduce significativamente el riesgo de transmisión desde los asintomáticos. Creo que ese es un argumento válido, sobre todo en un contexto en dónde no es saludable trabajar con este nivel de sobrecarga y tensión por el nivel de bajas (ausentismo)”, señaló la Dra. Guzzi a Medscape en español.

Médicos y profesionales sanitarios manifestaron su desacuerdo

En la provincia de Buenos Aires, que el martes 11 modificó sus protocolos de aislamiento y eliminó la cuarentena para el personal sanitario con vacunación que haya sido contacto estrecho de un caso confirmado de COVID-19, el Colegio Médico de la jurisdicción sacó un comunicado en el que afirmó que el cambio de criterios “afecta severamente las condiciones laborales y sanitarias de manera inaceptable”, puntualizando que las reglas de ejercicio profesional vigente impiden ejercer la medicina mientras se padecen (o podrían padecer) enfermedades infectocontagiosas.

“Los síntomas con ómicron son tan ligeros y variables que no podemos descartar que un contacto estrecho asintomático no termine siendo positivo. Y estamos atendiendo pacientes inmunocomprometidos o en algunos casos neonatos”, rechazó la bioquímica María Fernanda Boriotti, presidenta de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA).

“Creo que es una medida más política que sanitaria ya que hay muchas empresas que no tienen trabajadores. No hay evidencia científica de que un contacto estrecho no transmita el virus si se contagia antes del quinto día”, señaló en Clarín el Dr. Carlos Di Pietrantonio, médico laboral y maestro en salud pública que fue director del Hospital Posadas, en El Palomar, Gran Buenos Aires.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5908393#vp_1


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »