Close

12 agosto, 2021

CanSino Biologics recomienda la aplicación de una dosis de refuerzo de su vacuna Ad5-nCoV (Convidecia)

CIUDAD DE MÉXICO, MEX. Según los datos clínicos observados preliminarmente, CanSino Biologics (CanSinoBIO) de Tianjin, China, informó en Twitter que la aplicación de un refuerzo a los seis meses de la primera dosis con su vacuna anti-COVID-19 Ad5-nCoV (Convidecia), permite una multiplicación por ocho de los niveles de anticuerpos neutralizantes, brindando una mayor protección sin efectos adversos en la seguridad.

Aunque establecen de manera preliminar beneficio en la respuesta de anticuerpos con la aplicación de una segunda dosis seis meses después de la primera (datos que han sido entregados a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios [COFEPRIS]) no se dio a conocer ninguna publicación revisada por pares que acompañe a este comunicado.

La declaración, dada a conocer el 8 de agosto, señaló que la monodosis permite una eficacia a 14 días de la vacunación de 68,83% para la prevención de todas las infecciones sintomáticas de la COVID-19. Asimismo, evita la hospitalización y muerte en 90%.

La empresa aseguró que para la revisión de todas las fases clínicas y obtener estos resultados además se buscó el trabajo de un comité independiente de investigación y que los ensayos clínicos conducidos por el Centro Provincial de Jiangsu de Control de Enfermedades y Prevención muestran que para aquellos que recibieron dos dosis de vacunas de virus inactivado, una tercera aplicación de la vacuna de CanSino como refuerzo ha generado niveles de anticuerpos varias veces por encima de los producidos por la aplicación como refuerzo de otra dosis de vacunas de virus inactivados.

Hasta el momento la farmacéutica asegura que Ad5-nCoV (Convidecia) en dosis única genera respuesta inmune que alcanza porcentajes de eficacia y efectividad comparables con los obtenidos por vacunas que requieren dos dosis.

En curso estudio de fase 3 en México

Actualmente se encuentra en curso la fase 3 de extensión del protocolo de la vacuna en el que participan 15.000 voluntarios de México, de un total de 45.000 en cinco países, pero los resultados no se han dado a conocer. “En cuanto se obtengan los resultados finales de este estudio se procederá a realizar modificaciones relacionadas con el número de dosis necesarias de la vacuna”, aseguró la farmacéutica.

En noviembre de 2020 CanSino Biologics anunció el ensayo clínico para la vacuna recombinante Ad5-nCoV (vector de adenovirus tipo 5). El estudio fue aprobado por las autoridades mexicanas en octubre y se ha estado trabajando en estrecha colaboración con la empresa local Epic Research S. de R.L. de C.V. para hacer avanzar el estudio clínico.

El Dr. Xuefeng Yu, presidente y director ejecutivo de CanSino Biologics declaró: “El lanzamiento del estudio clínico de Ad5-nCoV en México representa otro hito de CanSino Biologics… Ojalá podamos ver el resultado del estudio muy pronto y que esto contribuya a la lucha contra la pandemia en México”.

Dosis administradas principalmente en personal docente

En octubre de 2020 CanSino Biologics firmó un acuerdo de compra anticipada con el gobierno de México para suministrar 35 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19, que fue autorizado para uso de emergencia por la COFEPRIS el 10 de febrero de 2021.

Un mes después, el 22 de marzo, se aprobaron los tres primeros lotes de la vacuna, envasada en Querétaro por Drugmex, con eficacia de 65,7%. “El biológico cumple con especificaciones requeridas para garantizar calidad, seguridad y eficacia”, anunció COFEPRIS respecto a los lotes.

Después de esta información el gobierno de México presentó la modificación al plan nacional de vacunación para el personal docente y que las clases presenciales pudieran retomarse, aunque esto no sucedió.

En su momento se anunció por parte de las autoridades de salud que los maestros serían vacunados con la dosis de CanSino para reducir los problemas de logística, dado que solo se necesitaba una sola aplicación y era la única vacuna con esa característica que estaba aprobada para su uso de emergencia en México.

Así fue como la vacuna de CanSino fue utilizada de manera masiva entre la vacunación de adultos mayores y la de personas de 50 a 59 años, donde más de 3,03 millones de personal docente recibió la dosis entre los meses de abril y mayo.

El Dr. Francisco Moreno Sánchez, infectólogo, ya había anticipado la idea de que ante un plan de apertura a clases presenciales sería vital valorar la eficacia de la vacuna de CanSino, hacer una revacunación en favor de maestros y garantizar al magisterio protección ante la COVID-19. Sin embargo, hasta el momento las autoridades de salud no se han manifestado al respecto ni se ha modificado la guía técnica para su utilización.

CanSino Biologics sigue con presencia en el país 

Hasta el 3 de agosto de 2021 el laboratorio Drugmex ha envasado 6’001.770 dosis de la vacuna de CanSino Biologics y en reiteradas ocasiones se ha asegurado que la vacunación con este biológico continuará en el país.

A principios de junio incluso el Dr. Hugo López-Gatell Ramírez,  subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, manifestó que en aquel momento no se sabía con exactitud cuánto duraría el efecto de las vacunas contra la COVID-19, no solamente la de CanSino, pero también señaló que el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) estaba evaluando una hipótesis que sostenía que “la inmunidad producida por la vacuna podría no ser tan duradera como se espera”. Hasta el momento tampoco se han publicado los resultados de dicho informe.

El “Estudio Global Fase III de una Nueva Vacuna Recombinante contra el Coronavirus (Vector de Adenovirus Tipo 5) (Ad5-nCoV) en adultos de 18 años en adelante” se modificó en mayo de 2021 para evaluar el efecto de una dosis de refuerzo, ya que el protocolo original incluía la aplicación de una sola dosis. Por la modificación se agregó un adenda al consentimiento informado y a los participantes que continuaron en el estudio se les administró una primera dosis o una dosis de refuerzo a un intervalo de 24 semanas de la primera inyección. El estudio contará con un seguimiento total de 13 meses, momento en el que se hará el análisis de eficacia y seguridad.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5907491?src=soc_fb_210811_mscpsp_news_id_COVID19&faf=1#vp_1


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *