Close

29 julio, 2021

EE.UU. vuelve a recomendar el uso de mascarilla a vacunados ante el aumento de los contagios

Según las autoridades sanitarias, el 99,5% de las muertes que se han producido en los últimos días se produjeron entre no vacunados

Tras el aumento de contagios en Estados Unidos debido a la variante delta, mucho más contagiosa y que supone ya al menos el 83% de los casos de coronavirus del país, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) han emitido este martes nuevas directrices que aconsejan a personas vacunadas el uso de mascarillas en lugares cerrados para protegerse de la nueva cepa del virus.

Según la directora de los CDC, Rochelle Walensky, “se recomienda que las personas totalmente vacunadas lleven mascarilla tanto en lugares públicos como interiores”. Antes de que comenzara el verano y la variante delta no tuviera casi presencia en EE UU, el ritmo que tomaba la vacunación de la población permitió a los CDC relajar las normas. Ese organismo anunció entonces que quienes estuvieran vacunados con pauta completa podían dejar de cubrirse la nariz y la boca.

En mayo, los casos de personas afectadas por la covid-19 disminuían considerablemente y el presidente Joe Biden establecía la fecha del 4 de julio (Día de la Independencia) para dar el pistoletazo de salida a volver, todo lo que se pudiera, a la normalidad anterior a la pandemia. Sin embargo, EE UU no cumplió el objetivo que se había planteado el presidente de llegar a ese día con el 70% de su población adulta con al menos una dosis de la vacuna.

Las esperanzas de lograr el cometido anunciado en mayo se fueron difuminando. Desde comienzos de abril, cuando se alcanzó un pico de más de cuatro millones de dosis inyectadas en un día, el ritmo se desaceleró drásticamente hasta llegar al millón diario. Desde entonces, las autoridades sanitarias se inventan lo imposible para lograr que la vacunación no entre en un cuello de botella. Por miedo o por dejadez, mucha gente no se ha inmunizado todavía pese a la disponibilidad de dosis y las facilidades que dan las autoridades para que la población las reciba.

Según informó la semana pasada Walensky, más del 97% de los hospitalizados por covid-19 no están vacunados. Además, el 99,5% de las muertes se produjeron entre personas que no habían sido inmunizadas, indicó Vivek Murthy, la más alta autoridad médica del Gobierno. Este martes, Walensky recomendaba que “si alguien se encuentra en una zona con una alta tasa de casos y baja tasa de inoculación, debería usar mascarilla si no está vacunado.

Casi dos tercios de los condados de Estados Unidos tienen índices altos o notables de transmisión de la covid-19, según los parámetros de los CDC, por lo que las recomendaciones de la agencia se aplican a la mayor parte del país. Algunos Estados ya habían vuelto a imponer restricciones.

El condado de Los Ángeles, el más poblado en todo Estados Unidos, obligó de nuevo a usar mascarilla en interiores desde mediados de julio, independientemente de que las personas hayan sido o no vacunadas. Chicago, la ciudad más poblada de Illinois, por su parte, ha establecido limitaciones para los viajeros procedentes de Arkansas y Misuri, dos Estados que han visto un repunte considerable de casos en las últimas semanas, a los que pide un test de covid negativo o cuarentena para poder entrar.

La otra recomendación que es ya imperante, con el curso 2021-2022 a punto de empezar en algunos Estados, es el uso de la mascarilla para todos los que asistan a un centro educativo, desde preescolar hasta los estudiantes de los grados superiores, “incluidos los profesores, el personal y los visitantes, sea cual sea su estatus de vacunación”, finalizan los CDC.


Créditos: Comité científico Covid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *